lunes, 2 de abril de 2012

En las afueras de Coronel Vidal
SALIDA PALEONTOLÓGICA DE IKARUS
Una treintena de piezas fueron descubiertas

    En la reunión del sábado 31 uno de los integrantes del grupo, Ulises de la Fuente, presentó una pieza paleontológica correspondiente a un fragmento de hueso largo. La misma había sido rescatada unos días antes en una conocida cava de la zona. La curiosidad es la madre del descubrimiento y por ello se organizó para el 2 de abril una salida de relevamiento con el fin de comprobar si había sido "por casualidad" o si realmente en el lugar hay un yacimiento de fósiles.
     A pesar del viento y del estado inestable de ésa mañana, Lucía, Marcelina, Julián, Nelson y Ulises se dieron a la cita acompañados por el Jefe del DECYT y coordinador del grupo. La sorpresa fue que el descubrimiento no fue un caso fortuito, tras cuatro horas de relevamiento más de 30 piezas fragmentadas fueron rescatadas. Dos trozos de hueso largo, una epífisis, una porción ósea de lo que parece ser una escápula y una gran cantidad de fragmentos pequeños atestiguan la presencia y variedad de vida silvestre hace más de 10.000 años en las tierras de Mar Chiquita.
    "Todavía estamos en la duda que los lugares donde se exploró sean los sitios que alojaron originariamente los fósiles encontrados.
El hecho de no poderse hallar una pieza completa (sólo se hallan distintos fragmentos dispersos) nos puede indicar que se trata de materiales excavados en aquel tiempo que la cava proveía arcilla para el ensanche de la autovía 2 y fueron a parar a los bordes conformando lo que ahora parecen barrancas. El maquinado y el tránsito de camiones habrían provocado la destrucción y dispersión de los fósiles en la zona a la cual se accedió.
¿Habrá huesos o esqueletos completos en el lugar? Seguramente, pero quizá bajo el nivel del agua. En toda excavación que supera los dos metros es muy factible hallar fósiles pertenecientes a la época de la megafauna, pero el trabajo de rescate impide que la obra continúe, motivo por el cuál grandes descubrimientos se pierden bajo la acción de las palas mecánicas y terminan como material de relleno.
¿A qué animales pertenecían los huesos hallados? No somos especialistas e incluso para ellos habrá de ser casi imposible la identificación, pues la totalidad de las piezas son sólo fragmentos inconexos entre sí.
     Lo importante de la salida es la experiencia en sí, aprender retazos del pasado biológico de nuestro Partido, valorar los ambientes y los "tesoros" que se hallan en ellos, desempeñarse en grupo y vivir una jornada de trabajo de campo. Otros jóvenes quizá hallan estado todo el feriado jugando Play Station, mirando televisión o practicando algún deporte... Nosotros compartimos un día especial, una mezcla de conocimientos científicos y vivencias típicas que se dan en un grupo de amigos. No hay nada que reprochar a nadie, son gustos y preferencias, por suerte tenemos en Mar Chiquita espacios para todos los jóvenes.
     Con respecto a los hallazgos, ahora habrá que charlar con el Dr. Pablo Straccia, nuestro especialista en la materia, y ver que pasos se pueden dar a continuación." - Comentó el profesor Cesar Correa.