jueves, 8 de octubre de 2015

EL NEUTRINO Y NUESTRA VIDA DIARIA

 ¿Qué gusto tiene el neutrino? (Dijo Carlitos Kajita)
LA CIENCIA Y SUS VERDADES "POR EL MOMENTO"
El "pequeño neutro" de Fermi... Un poco menos misterioso.
¿2012 fue premonitoria?

   Como siempre digo, la ciencia es perfecta, los que no lo sabemos todo somos nosotros. Un merodeo por fuentes de info habituales me desayunó con un nuevo descubrimiento aceptado: los neutrinos tienen masa y no sólo se trata de una partícula sino que son tres que se alternan bajo ciertas circunstancias. A éstos cambios el científico japonés Takaaki Kajita y el canadiense Arthur McDonald han llamado "sabores" y por sus descubrimientos en torno a ésta partícula "fantasma" han recibido el Premio Nobel de Física 2015: por el descubrimiento de la oscilación de los neutrinos, lo que demuestra que estas partículas tienen masa.


Estas son las cosas de las que hablo... podemos hallar todavía en
documentos y gráficos como éste en los que se habla de "un
hipotético" neutrino... A pessar que ya fueron descubiertos hace tiempo.


     Si recordamos a 2012, la peli del Fin del Mundo, los neutrinos debido a su "mutación" procedentes de una llamarada solar, eran los responsables de un brusco calentamiento de la corteza terrestre y con ello de una catástrofe sin precedentes que alteró totalmente a las estructuras continentales.... ¡Guau! Algo que para algunos es ciencia ficción, pero a mi entender es género fantástico...  Bueno, pero no son capaces de generar lo que vimos en la peli.

No nos va a cambiar la vida... por el momento.
   Más allá de ahora saber que esos billones de partículas que atraviesan nuestro cuerpo cada segundo, en teoría, sin producir ninguna interacción tienen masa, no hay un gran aporte. ¿Pero quién sabe en el futuro? Ahora cuando caminemos por la calle y nos topemos con alguien desesperado por saber si los neutrinos tienen masa le podemos asegurar que sí... no se sabe cuál es, pero la tienen.

Y PARA MUCHOS HAY TRES PARTÍCULAS SUBATÓMICAS...

    No es para nada una cuestión de vida o muerte saber que hay más de tres partículas subatómicas, Pero me consta que hasta hace poco en las aulas, "el sagrado recinto del saber", cuando se habla de átomo hay momentos en los que se dice: "están formados por tres partículas: protón, neutrón y electrón". Hojeando algunos libros de texto, podemos hallar la misma frase, es inadmisible. Y eso no es nada, peor es hablar sobre la trayectoria en forma de órbitas de los electrones (como los planetas de nuestro sistema solar), en vez de su movimiento en orbitales y todavía... existe esa forma de enseñar sobre el tema. No hace la diferencia saber que en realidad las partículas subatómicas son una docena, veinte o más, lo importante sería aprender que no son sólo tres, pues, dejamos en claro que la ciencia no es absoluta, que aquello que decimos son saberes por "el momento". Cuántas veces nos quejamos de los chicos porque dicen ¿ Ya todo está hecho, ya todo está descubierto? Si, somos los grandes quienes les hacemos creer que todo es absoluto y las "cosas" son "así" y "ya está". Estamos como en el poema de "Sor Juana Inés de la Cruz" acusándo sobre lo que tenemos culpa.

LOS QUARK CON SU COLOR Y LOS NEUTRINOS CON SU SABOR

    Todavía no sabemos mucho sobre los quarks y sus colores... rojo, azul, (los de Club Atlético San Lorenzo) ja ja ja,  y ahora tenemos los "sabores de los neutrinos", serán... frutilla, banana... ja, ja ja...,     Bueno, hablando seriamente. Hay muchas cosas por descubrir todavía y como bien lo sabemos: la tecnología va detrás de cada descubrimiento científico. No podemos imaginar que avance, ni en que rama tecnológica puede influir lo que vayamos aprendiendo sobre los neutrinos. La cuestión es, si no despertamos la curiosidad en las aulas, si no se enseña sobre ciencia en forma actualizada y fundamentalmente sobre su carácter relativo, vamos a continuar con la senda de la actual mediocridad del pensamiento. ¡Uh! Eso fue duro...

Los trabajos neutrinológicos del japonés y del canadiense:

    Los neutrinos han sido las partículas más misteriosas del universo. Cada segundo, billones de ellos atraviesan nuestro cuerpo, nuestras casas y el resto del planeta sin dejar rastro alguno, lo que les ha valido el apodo de fantasmas. Parte de ellos se crean en la atmósfera terrestre cuando incide en ella la radiación cósmica y otros son producidos en reacciones nucleares dentro del Sol. Los únicos lugares donde son visibles es en descomunales detectores instalados debajo de montañas, en viejas minas y otros lugares naturalmente protegidos contra cualquier tipo de interferencia por parte de otras partículas más pesadas. Los neutrinos son tan rápidos y ligeros que se pensaba que no tenían masa. Hasta los descubrimientos de McDonald y Kajita, se calculaba que gran parte de ellos desaparecen sin explicación posible.

   En 1998, Kajita observó la oscilación de los neutrinos gracias al Super Kamiokande, una descomunal piscina con 50.000 toneladas de agua construida a un kilómetro bajo tierra en Japón. En algunas raras ocasiones, cuando un neutrino atraviesa el agua, interactúa con los electrones de este líquido lanzando un destello de luz que permite estudiar su trayectoria y propiedades. Kajita se centró en los neutrinos que llegan desde la atmósfera y observó que estos oscilan entre dos estados o tipos diferentes. Por su parte, McDonald trabajó a más de dos kilómetros bajo tierra, en una vieja mina de níquel de Ontario (Canadá) reconvertida en el Observatorio de Neutrinos de Sudbury. Gracias a esta instalación, en 2001 comprobó que los neutrinos que se producen en el Sol no estaban desapareciendo en su camino hacia la Tierra, sino que simplemente habían cambiado de tipo, oscilando entre uno y otro igual que los neutrinos atmosféricos detectados en Japón.




 Un abrazo neutrínicoooooo!


                                     Cesar